Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE) en Comunidades de Propietarios

015b004f26

Invertir en la envolvente térmica, y de manera particular, en fachada puede ser una medida de mejora eficaz que permita un ahorro económico en cuanto a consumo de energía necesaria para cubrir la demanda de calefacción y refrigeración. El hecho es, que una buena envolvente térmica, es el primer paso para reducir la demanda de energía.

Más de la mitad de los edificios españoles están construidos sin la protección térmica adecuada, por lo que se aconseja realizar una rehabilitación térmica que logre un ahorro del orden del 50 % de la energía consumida. Para ello hay que actuar sobre los muros y cubiertas, utilizando los materiales aislantes más adecuados, e instalar en los huecos marcos aislantes y ventanas con aislamiento térmico reforzado, además de proteger tuberías, conductos y tanques para evitar pérdidas de calor.

El estudio de las posibles mejoras que permitan reducir el consumo energético se hace mediante un diagnóstico energético del edificio en el que se analizan todas las posibilidades de mejora de las instalaciones y de la envolvente del inmueble: muros, ventanas y cubiertas.

El aislamiento térmico no es tan caro ni tan complicado como parece. Lo deseable es una rehabilitación energética completa, cualquier ahorro que se consiga será beneficioso tanto para el consumidor como para la economía nacional, si tenemos en cuenta que el consumo energético de las viviendas está en torno al 20 % del total, y que el 80 % de la energía que se consume en España es importada.

Después de esta introducción, en esta entrada vamos a explicar en qué consiste el Sistema de Aislamiento Térmico Exterior – SATE.

El SATE es un sistema que ofrecen diferentes casas comerciales y que se compone de:

  1. Panel aislante prefabricado: este panel puede ser de diferentes espesores y materiales: EPS -poliestireno espandido-, XPS -poliestireno extruido-, lana de roca o placas de EPS con grafito.
  2. Fijaciones que garanticen la unión del aislamiento al muro soporte: mediante mortero cola (adhesivo) y fijaciones mecánicas al muro.
  3. Acabados: el acabado consiste en dos capas de mortero cola, con una malla intermedia de fibra de vidrio alcalirrestistente de gran gramaje. El acabado protege al aislamiento térmico. Como acabado final, se aplica una imprimación y un revestimiento continuo tipo revoco.

sate-2

Ventajas del sistema SATE

En el ámbito residencial, y propuesto como una estrategia para la rehabilitación de la fachada, SATE se puede aplicar en bloques plurifamiliares o en viviendas unifamiliares:

  • Reduce la factura energética de cada usuario ya que se consiguen ahorros netos de energía próximos al 30% y se estima que la inversión realizada para la instalación del sistema se amortiza de media en los cinco años siguientes.
  • Mejora el confort térmico, a igualdad de consumo y bienestar para el usuario.
  • Ayuda a la reducción de emisiones de CO2.
  • Permite a los usuarios seguir viviendo en sus viviendas durante la incorporación de un sistema SATE en sus fachadas.
  • Se reducen los puentes térmicos en la fachada, las posibles condensaciones no deseadas y aquellas patologías ligadas a las mismas.
  • Se revaloriza económicamente el inmueble, mucho más que la simple restitución de la fachada.
  • Esta rehabilitación no reduce el espacio habitable interior de las viviendas.
  • Pueden alcanzarse mejoras en el comportamiento acústico.
  • Se reduce el riesgo de condensaciones intersticiales.
  • Esta rehabilitación perdura con el tiempo, teniendo una vida útil de más de 20 años, pudiendo considerarse un argumento positivo en caso de alquiler o venta.

Otros datos de interés

El IDAE ha publicado una serie de Guías Técnicas para la Rehabilitación de la Envolvente Térmica de los edificios, y la número 7 la dedica a Sistemas de Aislamiento Térmico Exterior – SATE. Ha sido redactada por la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes -ANDIMAT- para el IDAE, y su objetivo es la promoción de la eficiencia en el uso de la energía en los edificios.

En su Anexo A, desarrolla un caso práctico donde se propone como medida de mejora la intervención en la envolvente térmica: fachada, huecos y cubierta. Respecto de la mejora en fachada, propone el sistema SATE como solución para reducir el valor de su transmitancia.

 

 

 

Leave a Reply