Entender la factura de la luz, ¡más fácil de lo que parece!

luzportada_thumb8

Dentro de la factura de la luz, si se examina no sólo el precio que tenemos que pagar, existen varios conceptos que pueden parecer complejos e incomprensibles. En este post os explicamos en detalle qué significa cada término en la factura, que nos ayudará a entender qué pagamos y por qué lo pagamos.

En primer lugar hay que conocer las partes en las que se divide el sistema eléctrico, de forma que tengamos claro cuál es el papel de la compañía que nos envía las facturas. 

El sistema eléctrico esta dividido en varias partes: generación, transporte, distribución, comercialización y consumo siguiendo el esquema mostrado en la siguiente imagen.

6

La factura nos la cobra la empresa COMERCIALIZADORA ,en esta parte es donde mas empresas hay, por un lado toda casa o edificio es un consumidor y por el otro las comercializadora son las empresas que venden la energía eléctrica. De esta forma, la comercializadora es quien vende la energía aunque no sea productor ni tenga líneas de transporte o distribución, cualquier persona puede ser una comercializadora y cada una oferta sus precios.

Puesto que el mercado eléctrico se liberalizó de facto para la mayoría de los consumos residenciales en 2009, es posible contratar la electricidad a cualquiera de las empresas comercializadoras. Sin embargo, las cinco grandes comercializadoras consiguen (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, HC – Naturgas y Viesgo) ensombrecer a las demás comercializadoras muchas de ellas, de energía de origen 100% renovable.  Puedes consultar aquí las comercializadoras que existen y la energía que venden, así como los precios.

Después pasamos a desglosar los términos que aparecen en la factura:

La factura eléctrica consta de varias partes, en primer lugar datos sobre el cliente (nombre, dirección, datos de la empresa…), datos de la comercializadora (nombre, dirección, teléfono de contacto) del contrato( potencia contratada, periodos de discriminación horaria, fecha de inicio y fin  de la factura, tipo de tarifa) y el precio final.

Sin título

Lo más fácil de entender y lo que siempre miramos todos, es el importe a pagar. En la parte donde figuran los costes podemos diferenciar dos conceptos: Potencia (facturación por potencia contratada) y facturación por energía consumida.

  • Potencia: En esta parte, nos cobran un término ‘fijo’ por pagar la potencia que hemos contratado por el precio de la misma en €/kW. La potencia se asimila al diámetro de la tubería por la que circulará nuestra energía.
  • Energía: Son los kWh, o energía, que hemos consumido. En este caso, si pagamos lo que hemos consumido de electricidad. A veces figura en esta sección el concepto: importe por peaje de acceso e importe por coste de energía. El peaje de acceso es un impuesto regulado por el BOE y el coste de la energía es el coste de cada kWh producido, un dato cambiante cada hora. En este caso, podemos asimilar la energía como la cantidad de agua que circula por la tubería (donde el tamaño de la tubería es la potencia).
3

Término de potencia y energía en la factura eléctrica

 

El resto de costes en la factura se dividen en tres conceptos:

  • Lo siguiente que vemos en la factura es el impuesto de electricidad, un valor fijado por el Gobierno en un 5% aproximadamente del precio total de la energía y de la potencia.
  • También figura el alquiler de equipos de medida y control: precio que se paga cada mes por usar el contador(que suele pertenecer a la compañía eléctrica.
  • Finalmente, el IVA computa el 21% de la suma de los costes anteriores.
4

Impuesto de electricidad, alquiler de equipos e IVA dentro de la factura

Después de definir qué pagamos, pasamos a explicar a quién va destinado este dinero. ¿Cuánto del total le corresponde al verdadero coste de la energía y cuál va destinado a impuestos? 

En la siguiente tabla se muestran todas las partidas de costes que engloban lo que pagamos.

5

Tal y como se observa, la mayor parte del destino de nuestro dinero va a los costes regulados que son en forma de impuestos y política energética. Los demás términos son liberalizados y se fijan en el mercado según lo que cueste realmente producir la energía.

 

Leave a Reply