Ahorro energético en las Comunidades de Propietarios

rehabilitacion-energetica_3-e1425551680855

¿Por qué es importante ahorrar energía en las Comunidades de vecinos?

El ahorro energético en nuestras viviendas nos preocupa y tomamos medidas para ahorrar energía en nuestras casas. No debemos olvidar la energía común que gastamos en nuestro edificio. Básicamente las partes comunes de un edificio residencial serían: el portal, las escaleras, los pasillos, los patios interiores, la sala de calderas, la azotea, el garaje, la piscina y jardín, etc.

Los principales gastos con los que cuenta una comunidad de vecinos se derivan de los servicios comunes que presta al edificio, destacando el coste de la calefacción, la luz, el agua y las reparaciones y el mantenimiento de los motores y servicios generales.

Las razones por las que es importante minimizar el consumo de energía (ahorrar) de los edificios son fundamentalmente dos:

  • De carácter económico: para reducir los costes.
  • De carácter ambiental: para reducir las emisiones.

Las comunidades de vecinos son responsables de más del 17% de toda la energía consumida en España, siendo la calefacción, y en menor medida el agua caliente, los servicios que más energía consumen. Por otra parte, la calefacción es responsable de mas del 32% de las emisiones de CO2 domésticas.

Las medidas a adoptar en las comunidades para ahorrar y mejorar su eficiencia energética también redundan en beneficio del confort climático de las propias viviendas, al mejorarse, en muchos casos, aspectos relacionados con las cubiertas, cerramientos, sustitución de equipos obsoletos, etc.

Para planear las actuaciones adecuadas que nos lleven a disminuir el consumo de energía en nuestra comunidad de propietarios es recomendable que un especialista haga un estudio detallado del consumo de energía del edificio.

Sustitución de las calderas centrales de calefacción y agua caliente por sistemas más eficiente: gas o biomasa

La generación calefacción y el agua caliente siempre es más eficiente si se produce desde una caldera central. Son estas instalaciones las que conllevan el mayor gasto energético en una comunidad de vecinos, 40% la calefacción y 20% el agua caliente. Los cambios de caldera más habituales en edificios ahorra energía son: – Caldera de gasoil por una de condensación o de baja temperatura con gas natural. – Caldera de carbón por caldera de biomasa. Ambas intervenciones suponen un ahorro de energía de un 40% respecto a la anterior caldera.

Sistemas de iluminación adaptados a las zonas comunes

En las zonas comunes, portal, rellanos y garaje es imprescindible sectorizar la iluminación para que solo se consuma energía en las zona en la que es necesaria. Además es importante activas sistemas de temporizador para que las luces se apaguen de manera automática. La sustitución de lámparas convencionales por iluminación LED puede lograr ahorros de hasta el 80% del consumo de iluminación ene zonas comunes. En las zonas ajardinadas del exterior del edificio conviene instalar células fotoeléctricas, que cortan el suministro cuando la luz natural llega a cierto nivel. Otro factor a tener en cuenta es la iluminación del ascesor. No es necesario que esté permanentemente iluminado. Se puede solucionar con un detector de presencia p con un mecanismo que asocie la iluminación a la apertura y maniobra del ascensor.

Rehabilitación energética de la fachadas

Esta es sin duda una de las medidas más efectivas para ahorra energía en una comunidad de vecinos. La gran parte del calor que producimos con las calderas de calefacción se escapa por la fachada. Añadir aislamiento por el exterior puede suponer un ahorro del 50% en el gasto energético de tu edificio. Los sistemas más habituales de rehabilitación energética de fachadas son: – El sistema SATE ( Sistemas de Aislamiento Térmico Exterior) Se trata de fijar aislamiento por el exterior del edificio en planchas o paneles. Los paneles de aislamiento más habituales suelen ser de poliestireno expandido y planchas de lana mineral. – Las fachadas ventiladas. Se añade un cerramiento al edificio dejando una separación con la fachada original y creando así una cámara de aire que actúa como acumulador de calor, evitando que el calor del interior escape gracias al aislamiento térmico.

Sistemas de agua caliente a través de placas solares en la cubierta del edificio.

La colocación de placas termo solares en la azotea de una comunidad de vecinos puede cubrir la demanda de entre el 50% y el 70% del agua caliente del edificio.

Desde ENEXER reducimos su cuota comunitaria garantizando un ahorro desde el primer día. Infórmese en el 918 330 955 o en enexer@enexer.es

 

Leave a Reply